Qué comer si tienes fibromas

Marzo, es un mes dedicado a la mujer, tiempo propicio para llamar la atención sobre un problema que afecta a tres de cada cuatro mujeres: los fibromas uterinos, conocidos como leiomiomas, miomas o fibromiomas.

Los fibromas uterinos son tumores benignos que crecen dentro del tejido muscular liso del útero. Las mujeres de entre 30 y 40 años son las más afectadas, pero los fibromas pueden desarrollarse a cualquier edad.

En algunas mujeres, esta patología causa pocos o ningún síntoma y puede pasar desapercibida. En otras, puede provocar síntomas graves como:

  • Períodos menstruales abundantes y prolongados.
  • Sangrado entre períodos.
  • Dolor abdominal y lumbar.
  • Dolor durante el sexo.
  • Necesidad de orinar frecuente.
  • Estreñimiento.
  • En casos raros, aborto espontáneo e infertilidad.

Los fibromas uterinos varían ampliamente en tamaño, forma y ubicación dentro del útero y en los síntomas que causan.

  • Pueden crecer dentro de la cavidad uterina.
  • Dentro de la musculatura uterina.
  • En las paredes externas del útero.
  • O adherirse al útero en un tallo parecido a un hongo.

Un fibroma particularmente grande puede hacer que el útero se expanda al tamaño de un embarazo de seis o siete meses.

Posibles causas

  • Raza
  • Herencia biológica.
  • Otros factores como los niveles de estrógenos

Factores de riesgo

  • Tener familiares con fibromas.
  • Deficiencia de vitamina D.
  • Sobrepeso
  • Consumir mucha carne roja.

Diagnóstico

 Los especialistas encuentran fibromas durante un examen ginecológico rutinario o mediante:

 

  • Ultrasonido
  • Ecografía.
  • Resonancia magnética.
  • Rayos x.
  • Tomografía computarizada.

Tratamientos Comunes

El tratamiento dependerá del tamaño, tipo y ubicación del fibroma, de la intensidad de los síntomas, tu edad y si quieres embarazarte a futuro.

 Los más usados son:

  • Medicamentos: pueden incluir tratamientos a base de hormonas, anticonceptivos hormonales.
  • Cirugía: La histerectomía es la extirpación quirúrgica del útero y puede o no incluir la extirpación de los ovarios.

 Dado que la histerectomía también elimina la capacidad de la mujer para tener hijos, otras técnicas, como la miomectomía, están disponibles para las mujeres que quisieran preservar la fertilidad.

  • Embolización de la arteria uterina. Consiste en inyectar pequeñas partículas en los vasos sanguíneos que van al útero, con el objetivo de cortar el flujo de sangre a los fibromas y hacer que se encojan.
  • Ablación endometrial: Retirar el recubrimiento uterino puede ayudar si los fibromas están cerca de la superficie interior del útero.

 

Perspectiva Naturista

Desde el punto de vista naturista la creación de tejido anormal como es el caso de los fibromas, sin lugar a dudas tiene que ver con un desequilibrio en el mecanismo celular normal. Esto puede generarse por varios factores como: la deficiencia de nutrientes, interrupción en los procesos de desintoxicación, deficiencia de oxigeno por falta de circulación o interrupción hormonal por exceso de toxinas. 

Basado en esto el tratamiento natural para una mujer con fibromas dependerá básicamente de cual es la posible raiz de su desequilibrio en el mecanismo celular. Se empezara siempre por alcalinizar el sistema y apoyando al hígado a traves de un programa de limpieza y luego se apoyara con dieta, micronutrientes y fitoterapia para fortalecer los mecanismos que apoyan la oxigenación, la circulación y nutrición del tejido. 

Cuando los fibromas son de tamaño relativamente pequeños, estos pueden ser eliminados por el propio organismo. Sin embargo cuando los fibromas son grandes y pasan de los 5mm, lo ideal es complementar el tratamiento natural con la intervención medica para la remoción del fibroma. Una vez removido entonces se trabaja con la prevención de la re aparición de los mismos. 

Es  importante tener en cuenta que llevar un estilo de vida sano, hacer ejercicios, peso moderado y dieta balanceada influye  en la moderación de los niveles de estrógenos lo que a su vez puede ayudar a reducir la aparición de fibromas.

A continuación algunos tips:

¿Qué comer si tengo fibromas?

  • Aumenta el consumo de alimentos ricos en fibra, ya que mejoran la actividad hepática, muy relacionado con las hormonas.
  • Opta por frutos secos crudos y cereales integrales por su riqueza en fibra, vitamina C y las vitaminas del grupo B.
  • Consume piña y papaya ya que contienen enzimas como la bromelaína y la papaína que ayudan a reducir inflamación.
  • Agrega alimentos depurativos del hígado como alcachofas, rábanos, cebolla.
  • Utiliza aceites de semillas ya que ayudan a la síntesis de hormonas y tienen una acción antiinflamatoria.

¿Qué eliminar de mi dieta?

  • Suprimir lácteos y sus derivados.
  • Reducir el consumo de grasas saturadas.
  • Excluir el alcohol, tabaco, café, azucares y harinas refinadas.

Si padeces de fibromas y deseas tratarlos de forma natural, lo recomendable es empezar por una evaluacion y consulta naturópatica, ya que se deben identificar factores individuales para crear un tratamiento mas personalizado y efectivo.

Con amor y consciencia, 

Pamela Bernal, NL

La Naturista


Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published