Las toxinas, banderas rojas en el síndrome metabólico

Las recientes epidemias de enfermedades metabólicas, obesidad, diabetes tipo 2, trastornos de los lípidos hepáticos y síndrome metabólico se han atribuido en gran medida a antecedentes genéticos y cambios en la dieta, el ejercicio y el envejecimiento.

Sin embargo, ahora hay evidencia considerable de que otros factores ambientales pueden contribuir al rápido aumento en la incidencia de estas enfermedades metabólicas.

Entre esos factores sobresalen las toxinas. Estas porque estamos expuestos a muchos contaminantes diferentes, pesticidas, productos químicos, metales pesados ​​y otras toxinas ambientales todos los días. Y aunque nuestros cuerpos están equipados con un sistema de desintoxicación propio, nuestra exposición a estas toxinas puede afectar negativamente estos sistemas y procesos naturales generando enfermedades como el Síndrome Metabólico.

La forma en que las toxinas se relacionan con aumentos en el síndrome metabólico es a través de su interferencia con el metabolismo de la glucosa y el colesterol (que también induce resistencia a la insulina). Junto con esta interferencia, las toxinas pueden inducir obesidad y resistencia a la insulina a través de muchos otros mecanismos, que incluyen:

  • Inflamación.
  • Estrés oxidativo.
  • Lesión mitocondrial.
  • Metabolismo tiroideo alterado.
  • Interacción con la microbiota intestinal.
  • Alteración de la regulación central del apetito.
  • Interrupción de los ritmos circadianos.

No necesitas una prueba de laboratorio para saber si estas intoxicado, tu cuerpo te lo dirá con síntomas comunes como: falta de sueno, náuseas, mal aliento, problemas digestivos entre otros que puedes evaluar aquí.

Si tus síntomas muestran un alto nivel de toxinas, estas son algunas practicas que pueden ayudar:

  • Empezar a darte un reinicio a tu cuerpo con un detox
  • Retomar una dieta y un estilo de vida saludables.
  • Apoyar las vías de desintoxicación con saunas de infrarrojos y sauna de ozono.
  • Hacer ejercicios.
  • Llevar suplementos y con régimen nutricional saludable. Especialmente aquellos que apoyan la limpieza del hígado y el colon. 
  • Realizar periódicamente un détox.

El programa Detox Naturista 12 días, te puede ayudar a reiniciar tu sistema para retomar un estilo de vida naturista, donde elimines la exposición a toxinas y lleves a cabo practicas mas conscientes que aseguren el mantenimiento de tu peso y salud. 

Con amor y consciencia, 

Pamela Berna, NL

La Naturista


Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published