La liberación femenina de los años 70’s que nos ha costado Salud y vida

Me inspiré en la foto “meme” de este blog para hacer un poco de investigación y desarrollar este escrito. Espero que les guste.
.
La liberación femenina de los años 70’s que nos ha costado Salud y vida.
.
La tecnología, los medios y el marketing en la década de 1950 cambiaron la forma en que las mujeres cocinaban y comen los estadounidenses. Las latinas más tarde siguieron este ejemplo.
.
A través de los medios populares, especialmente las revistas para mujeres y el nuevo medio de la televisión, los anunciantes alentaron a las mujeres a utilizar la tecnología de la Era Atómica para crear el hogar ideal. La tecnología prometió a las mujeres la libertad de la monotonía.
.
En el siglo XX, la comida enlatada era común, pero principalmente complementaba las dietas en lugar de predominar en la mesa. Esto se debió en parte a que los alimentos procesados ​​eran más caros que los alimentos frescos. Durante la Segunda Guerra Mundial, cuando casi el pleno empleo puso los productos enlatados y los alimentos envasados ​​al alcance económico para obtener más, el racionamiento de los productos enlatados limitó su uso en las cocinas estadounidenses.
.
La moderna cocina de la década de 1950 incluía una estufa eléctrica, refrigerador-congelador, lavaplatos, lavadora y secadora, y una variedad de pequeños electrodomésticos como sartenes, licuadoras y batidoras. Los consumidores podían incluso comprar un horno microondas Radarange en la década de 1950, aunque pocos lo hicieron debido al costo exorbitante. Muchos de los electrodomésticos se comercializaron con libros de cocina para enseñar a las mujeres a usarlos.
.
La comida procesada era realmente para los soldados, pero había que vender más... asi que las mujeres fueron el target perfecto.
.
En 1795, el gobierno francés se enfrentó al hecho de que no es fácil ganar batallas en el extranjero cuando los soldados tienen hambre y están desnutridos. Ese año, el gobierno francés estableció un premio de 12.000 francos para quien pudiera encontrar una manera de conservar los alimentos, desde la leche y la carne hasta las frutas y verduras.
.
En 1810, Napoleón Bonaparte otorgó al innovador francés Nicolas Appert 12.000 francos por su invención de las conservas. Napoleón tenía un ejército que alimentar y necesitaba un suministro de alimentos duraderos.
.
Más tarde en ese mismo siglo, los industriales utilizaron el descubrimiento de Appert y los inventos de muchos otros para comenzar a producir en masa productos enlatados, cereales y galletas saladas. Por primera vez, los alimentos se elaboraron en fábricas alejadas de los consumidores. Y en la década de 1910, los alimentos que consumimos estaban en camino de industrializarse.
.
Pero, llegó el tiempo en que había que alterar la comida conservada y empacada para hacerla más conveniente y sabrosa al público.
.
Algunas empresas de conservas mataron microbios con aditivos, como el benzoato de sodio (que todavía se usa en la actualidad en alimentos enlatados) y los formaldehídos (que ahora se sabe que son cancerígenos).
.
Antes de esta época, los enlatadores habían descubierto a través de prueba y error que la mejor manera de evitar las latas en mal estado era cocinar los alimentos a altas temperaturas durante largos períodos, un enfoque que sacrificaba el sabor. Una técnica empleada fue agregar sal a las verduras. En el caso de las judías verdes, los tiempos de cocción prolongados eliminan el color verde, creando un frijol de tono grisáceo.
.
Indudablemente esta comida alterada y procesada ha tenido repercusión en la salud y calidad de vida de las familias.
.
Un estudio de 2016 encontró que casi el 60% de las calorías consumidas en la dieta estadounidense moderna provienen de alimentos procesados. Si bien los sabores y el empaque han evolucionado con los gustos contemporáneos, los alimentos procesados ​​y envasados ​​siguen siendo productos básicos del hogar. Al igual que el énfasis en la conveniencia.
.
Las investigaciones muestran que lo que comemos puede afectar los niveles de proteína C reactiva (PCR), un marcador de inflamación, en su sangre. Eso podría deberse a que algunos alimentos como los azúcares procesados ayudan a liberar mensajeros inflamatorios que pueden aumentar el riesgo de inflamación crónica.
.
Un estudio de 2019 publicado en el British Medical Journal (BMJ) sugirió un posible vínculo entre los alimentos "ultraprocesados" y el cáncer.

El estudio definió los alimentos ultraprocesados ​​como aquellos que carecen de vitaminas y fibra, que también contienen altos niveles de azúcar, grasa y sal. A menudo representan hasta la mitad de la ingesta diaria de energía en varios países desarrollados. Estos tipos de alimentos a menudo también están relacionados con la obesidad.

La lista incluye:

productos de panadería envasados
aperitivos
cereales azucarados
bebidas gaseosas
fiambres y productos cárnicos reconstituidos

El estudio de BMJ mostró que un aumento del 10 por ciento en la proporción de alimentos ultraprocesados ​​en la dieta se asoció con un 12 por ciento de riesgo de cáncer general y un 11 por ciento de riesgo de cáncer de mama. Estos hallazgos se suman al sólido cuerpo de evidencia que relaciona una mala alimentación con el sobrepeso / obesidad y el riesgo de cáncer.

El consumo de este tipo de alimentos, también conocido como dieta de “tipo occidental”, contribuye al aumento de peso, el sobrepeso, la obesidad y 12 cánceres específicos, con una correlación notoria entre la carne roja o procesada y el cáncer colorrectal.

Es indiscutible el rol de la mujer en la nutrición familiar.

Las mujeres, al amamantar a sus bebés, proporcionar comidas a sus familias y constituir la mayoría de la fuerza laboral empleada en el procesamiento y fabricación de alimentos, la restauración pública, la atención médica y la educación, tienen un papel crucial en la implementación de hábitos de nutrición saludable.

A través de los siglos, la mujer ha estado en el corazón de la familia, cuidando a las generaciones que la rodean. generalmente la mujer adquiere la responsabilidad de la crianza y el cuidado de los hijos e hijas, incluyendo la responsabilidad de velar por la alimentación de la familia entera.

La mujer se encarga de planificar el gasto para la alimentación de la familia de tal forma que se optimicen los recursos disponibles. Selecciona, compra y prepara los alimentos diariamente y se encarga de la distribución de estos a los miembros de la familia.

La mujer moderna tiene en sus manos el futuro de la salud, solo necesita interés, consciencia de la importancia de su rol y conocimiento para hacerlo correcto.

Cuando se mejoran los conocimientos en materia de nutrición y seguridad alimentaria, pueden prevenirse enfermedades y muertes prematuras, problemas de fertilidad, obesidad, sobrepeso y prevención de problemas ginecológicos.

Por ejemplo, el naturismo promueve que la compra sea de alimentos nutritivos y que la misma no sea influenciada por la publicidad; que el almacenamiento, la preparación y conservación de alimentos sea adecuada, y que la distribución de esta sea equitativa. Sean madres solteras o jefas de familia; una mujer instruida trascenderá en los hábitos de su familia.

Educar y concientizar a la mujer es una de mis misiones con Mujer Naturista. El conocimiento en alimentación y estilo de vida naturista puede rescatar nuestra sociedad.

By Pamela Bernal, NL-La Naturista
#mujernaturista

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published