Dime cómo es tu digestión y te diré que tan pronto envejecerá tu cuerpo

 

¿Sabías que la mala digestión  es una de las causas de enfermedades crónicas y del envejecimiento prematuro?

Una digestión mal gestionada  enferma el intestino, estimulando una respuesta inmunológica muy común: La inflamación. La inflamación  provoca que el cuerpo y todos sus órganos envejezcan rápidamente.

Lastimosamente muchos no toman conciencia de la importancia de un buen funcionamiento digestivo hasta que no se produce una enfermedad.

 La digestión es el medio que descompone los alimentos  en sus nutrientes esenciales a fin de alimentar todas las células y generar la energía que el cuerpo necesita para su funcionamiento.

 

Te invito a conocer en resumene estas 4 etapas de tu digestión para que puedas apoyarlas mejor:

1-Bucal: Es la trituración y así mismo la salivación de los alimentos realizada a través de dientes y molares, dando lugar al bolo alimenticio (Masa de alimento masticado e insalivado que se traga de una vez)

2-Gástrica: Cuando el bolo alimenticio pasa por el esófago para llegar al estómago, en dónde posteriormente es transformado en una masa pastosa compuesta por los alimentos ingeridos, lo que se conoce como “quimo”.

Un mínimo de 6 segundos es todo lo que se necesita para que la comida bien masticada llegue al estómago. Esto dura de dos a seis horas y luego la mezcla bien descompuesta puede liberarse en el intestino delgado.

3-Intestinal: Podría decirse que es la etapa  más importante. Es donde se da la absorción de los nutrientes. El cuerpo se alimenta.

4- Egestión o defecación: Es la expulsión al exterior, a través del ano, de las heces. Este proceso fisiológico le permite al organismo desechar sustancias manteniendo la composición de la sangre en equilibro.

 

Estas son algunas recomendaciones básicas para apoyar tu proceso digestivo:

  • Come con “el cerebro, es decir mastica despacio. Disfrutarás más los sabores y le darás tiempo al páncreas y a la vesícula para que se liberen las enzimas digestivas y bilis, fundamentales para una correcta digestión.
  • Evita comer frente al televisor u otras distracciones. Al hacerlo, muchas veces, ni cuenta te das de lo que te has comido, lo que causa ansiedad por la comida.
  • Lleva una dieta balanceada, incluye prebióticos y probióticos.
  • Durante el día, bebe suficiente agua e infusiones con plantas que apoyen la digestión. (Menta, romero, manzanilla, anís…)
  • Evita el estrés, ya que la sobre estimulación del sistema nerviosa afecta la buena digestión.
  • Haz ejercicios. Uno de los mayores estimulantes de la motilidad digestiva es el ejercicio físico.
  • Realiza un détox regularmente. Limpiar tu sistema digestivo regularmente evita la inflamación que promueve el envejecimiento.

 

Ten presente que mientras más limpia  y equilibrada sea tu alimentación mejor digestión y salud intestinal tendrás. Esto es clave para combatir el envejecimiento.

Con amor,

Pamela Bernal, NL.

La Naturista.


Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published